Telefono : 635390612

Formulario de contacto

Nombre:



Dirección e-mail:



Consulta:



Introduce el código de la casilla inferior:



horario : de 9:30 a 20:00
lo más leído
suscríbete gratis

Niños rebeldes… ¡Mi hijo no hace caso!

 

Existen niños y niñas rebeldes, exigentes, problemáticos. Les gusta llevarnos la contra y desobedecer constantemente, no se responsabilizan de sus tareas...

Tú le has educado lo mejor que sabes, le has dado cariño, atención y todo lo que necesitaba, pero tu hijo es rebelde y no se comporta bien. Animo, no decaigas, todo tiene solución. Con mucha paciencia y determinación puedes conseguir mejorar su comportamiento.

 

Lo primero es aceptar que tenemos que solucionar esta situación, por el bien del niño y de la familia. No se trata de una fase del crecimiento y que “se le pasará”. Este comportamiento puede aparecer a cualquier edad, a los tres años, seis o diez.

madre-con-niños-rebeldes

 

Hay casos, este comportamiento rebelde sólo ocurre en casa, y cuando están en el cole o con los abuelos, el niño se porta bien, acepta las normas y se relaciona si problemas con el resto de las personas.

 

En muchos casos, la causa está en la sobreprotección y falta de límites.

Lógicamente, los padres queremos lo mejor para nuestros niños, todo nos parece poco para nuestros retoños, pero cuidado, acceder constantemente a los deseos de nuestros hijos es negativo para su educación.

Es nuestra responsabilidad educarles, darles amor y cariño, pero también saber poner límites.

Si tu hijo no te hace caso, reflexiona si en ocasiones actuas de la siguiente manera:

  • Das demasiados avisos, pero nunca pasas a la acción (castigo)
  • Te comportas con tu hijo/a como amiga y no como madre.
  • Te da miedo que tu hijo-a no te quiera si eres más dura.
  • ¿Quién manda, tu hijo-a o tú?
  • Le ríes las gracias, aunque en el fondo sabes que no deberías.
  • Defiendes a tu hijo delante de otros aunque no se lo merezca-
  • Sobreproteges a tu hijo-a.
     

 

Otra causa son los celos, entre hermanos, amigos u otras personas que según ellos les quiten la atención de sus padres, profesores o cuidadores.

Los niños necesitan sentirse queridos y si según ellos no les llega el amor que necesitan, harán lo que sea para reclamar su atención.

niño-con-celos

 

Existen también casos que necesitan la ayuda de un especialista, que nos ayudará a detectar y solucionar los problemas. Aunque sólo eso, nos ayudará, pero los responsables de su educación siempre somos nosotros, los padres.

 

En cualquier caso, ten claro que la que mandas eres tú, ponte dura, se firme y sobre todo constante. Nunca avises, un NO es un NO, no vale decir “la próxima vez que lo hagas…”

A sus ojos parecerás “mala” pero ser firme no es ser mala. Le estás educando y para marcar los límites y que los cumplan es necesario ser recta.

mama-poniendo-limites

 

Es básico que tengan unas pautas de comportamiento. Tú sabes dónde están los límites, decide según su edad y madurez donde debes marcarlos y consigue que lo respeten.

 

¿Por dónde empezar? Hazte una lista de los NO que debes imponer, siempre adecuados a su edad y pensando en su educación.

Este es un buen comienzo para marcar unas pautas de comportamiento adecuados, marcando límites.

 

Entradas relacionadas (1)
comentarios (0)

Escribe un comentario

nombre:


Opinion: Nota: El código HTML no será traducido!

Puntuación:

Malo           Bueno

Introduzca el código a continuación:



comentarios de FB

Copyright 2013 West Business Intelligence
Todos los derechos reservados.